Tendencias21

Los efectos positivos de la meditación podrían prolongarse durante siete años

Cada vez hay más investigaciones que demuestran que la meditación tiene efectos beneficiosos para nuestras capacidades cognitivas. Ahora, un estudio ha demostrado que dichos efectos podrían perdurar, por lo menos, siete años. La clave de estos beneficios duraderos estaría en la modificación cerebral que la meditación propicia, señaló en 2017 otro exhaustivo análisis.

Los efectos positivos de la meditación podrían prolongarse durante siete años

En general, el término meditación hace referencia a aquellas prácticas mentales que ayudan a concentrarse en un punto específico o a detener el incansable flujo del pensamiento.

En los últimos años, el cúmulo de estudios que demuestran que estas prácticas tienen numerosos beneficios para la salud de las personas ha ido creciendo cada vez más.

En ellos se ha constatado, por ejemplo, que la meditación puede reducir el dolor mejor que un placebo o que frena los efectos del envejecimiento en el cerebro, al reducir la pérdida de materia gris asociada a la edad.

Otras investigaciones han incidido en los beneficios de la meditación para la consciencia o para las capacidades cognitivas humanas. Estos han demostrado que meditar puede  reducir los prejuicios racistas, agudizar los sentidos, aumentar la compasión o hacer que el cerebro procese información más rápidamente.

Durante cuánto tiempo

Pero, ¿cuánto dura este aumento de la consciencia, en un sentido amplio, en una persona que se dedica a meditar? En 2016, investigadores de la Escuela de Medicina Icahn del Hospital Monte Sinaí de Nueva York, la Universidad de California en San Francisco, y la Escuela de Medicina de Harvard (EE.UU.) realizaron un estudio para tratar de responder a esta pregunta.

En la investigación, un equipo de personas participaron en un retiro de meditación. Después, fueron sometidas a mediciones de diversos indicadores genéticos. Los resultados mostraron que, una semana después del retiro, tanto los meditadores novatos como los experimentados aún presentaban cambios genéticos significativos, concretamente en la actividad de aquellos genes relacionados con la respuesta al estrés y la función inmune.
 
Pero científicos del Center for Mind and Brain de la Universidad de California en Davis (EEUU) han hallado ahora que los beneficios de la meditación pueden llegar mucho más lejos en el tiempo.

En una investigación realizada en el marco del Proyecto Shamatha (que analiza los efectos cognitivos, psicológicos y biológicos de la meditación y constituye el estudio longitudinal más exhaustivo de meditación intensiva realizado hasta la fecha), se constató que los beneficios en la capacidad de atención de personas que han practicado la meditación intensiva se mantienen nada menos que durante siete años.
 
Este otro estudio incluyó a 60 personas que participaron en dos retiros de meditación intensiva celebrados en 2007. En ambos, los meditadores asistieron dos veces al día a sesiones de meditación grupal, e hicieron meditación individual durante aproximadamente seis horas cada día.

Tras los retiros se les hizo un seguimiento, primero a los seis y 18 meses, y finalmente a los siete años. Se constató que, inmediatamente después de los retiros, todos los participantes mostraban mejoras en la atención, así como en el bienestar psicológico general y en su capacidad para sobrellevar el estrés.

Siete años más tarde, estos efectos aún perduraban, especialmente en aquellos participantes que mantuvieron una práctica de meditación durante todo ese tiempo. En comparación con aquellos que habían practicado menos la meditación, estos participantes mantuvieron las ganancias cognitivas y no mostraron patrones típicos de disminución en la atención sostenida relacionados con la edad.

Según explica Anthony Zanesco, investigador en la Universidad de Miami y primer autor del trabajo, estos resultados demuestran por primera vez que la práctica intensiva de la meditación está vinculada a cambios cognitivos positivos, perdurables y mensurables en las personas.

Modificación cerebral

Pero, ¿por qué funciona la meditación? Los expertos aseguran que es efectiva porque modifica  el cerebro y, con ello, nuestra consciencia y nuestra percepción.

En una investigación realizada en 2017 por científicos del Instituto Max Planck de Ciencias Cognitivas y del Cerebro en Leipzig de Alemania, se analizaron minuciosamente los efectos de la meditación en el cerebro.  

 En ella participaron 160 personas que realizaron tres programas de entrenamiento mental,  cada uno de ellos de tres meses de duración. En cada uno de estos programas, los participantes hicieron ejercicios de meditación específicamente diseñados para potenciar distintas capacidades. 

Así, en el primer programa meditaron para potenciar la consciencia y la atención plena; en el segundo, para potenciar las competencias socio-afectivas (compasión, gratitud, empatía o  gestión de emociones difíciles) y en el tercero, para impulsar capacidades socio-cognitivas, como la autopercepción y la adquisición de la perspectiva de otras personas.

Los 160 participantes realizaron ejercicios de meditación durante 30 minutos al día, seis días a la semana. Al finalizar cada programa,  los científicos registraron su estado mental mediante test psicológicos, y midieron su actividad cerebral a través de resonancia magnética. Asimismo, a los voluntarios se les hicieron análisis para establecer sus niveles de estrés. 

Los resultados de las mediciones constataron que la meditación había modificado aquellas áreas de la corteza cerebral vinculadas a la atención (tras el primer programa), y aquellas regiones del cerebro relacionadas con las habilidades socio-afectivas y socio-cognitivas (al final de los otros dos programas). En todos los casos hubo una reducción del estrés en los participantes.  

Referencias bibliográficas:

Anthony P. Zanesco, Brandon G. King, Katherine A. MacLean, Clifford D. Saron. Cognitive Aging and Long-Term Maintenance of Attentional Improvements Following Meditation TrainingJournal of Cognitive Enhancement (2018). DOI: 10.1007/s41465-018-0068-1.
 
Sofie Louise Valk, et al. Structural plasticity of the social brain: Differential change after socio-affective and cognitive mental training. Science Advances (2017).  DOI:10.1126/sciadv.1700489.

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Los agujeros negros en estado cuántico rompen los límites de lo extraño 2 noviembre, 2022
    El Universo nos está revelando que siempre es más extraño, misterioso y fascinante de lo que la mayoría de nosotros podríamos haber imaginado: un nuevo estudio ha descubierto que los agujeros negros, afectados por el fenómeno de superposición cuántica, pueden tener masas muy diferentes al mismo tiempo: extrapolando esta idea a una persona, significaría que […]
    Pablo Javier Piacente
  • Pistas químicas resuelven uno de los misterios de los violines Stradivarius 2 noviembre, 2022
    Unas pistas químicas han resuelto uno de los misterios que convierten a los Stradivarius en los mejores violines del mundo: la madera contiene un tratamiento a base de proteínas que podría influir en el sonido del instrumento, dándole su inconfundible claridad.
    CERIC/T21
  • Las matemáticas descubren cuál es la mejor defensa para un equipo de fútbol 2 noviembre, 2022
    Físicos argentinos han desarrollado un modelo informático fabricado con imágenes reales de partidos de fútbol que calcula la mejor defensa para un equipo: lo que marca la diferencia no es la cooperación para los pases, sino la distancia entre los jugadores.
    N+1/T21
  • Identifican en Marte el impacto de meteorito más grande registrado en el Sistema Solar 1 noviembre, 2022
    Un seismo que sacudió el planeta rojo en 2021 fue el resultado del impacto de un meteorito masivo, según revelaron los científicos de la NASA. Se trata del impacto de meteorito más grande registrado hasta hoy en todo el Sistema Solar: el cráter producido mide 150 metros de ancho y 21 metros de profundidad. Al […]
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren un enorme asteroide potencialmente peligroso para la Tierra 1 noviembre, 2022
    Un asteroide cercano y potencialmente peligroso es el más grande identificado en los últimos 8 años, según los investigadores. Con casi un kilómetro y medio de ancho, desarrolla una órbita que, en el futuro, podría acercarlo lo suficiente a la Tierra como para plantear un grave problema y poner a prueba los sistemas de defensa […]
    Pablo Javier Piacente
  • Podría haber 4 quintillones de objetos extraterrestres en nuestro sistema solar 1 noviembre, 2022
    En nuestro sistema solar podría haber hasta 4 quintillones de objetos tecnológicos extraterrestres. La mayoría serían muy pequeños para ser detectados, pero otros podrían ser como el misterioso Oumuamua, según astrónomos de Harvard.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Los científicos chillan: nos estamos quedando sin futuro 1 noviembre, 2022
    La rebelión científica está viviendo una escalada de acciones que advierte del triste final que espera a nuestra civilización si seguimos mirando hacia otro lado ante la crisis planetaria: la indiferencia social, el negacionismo de los intereses creados y la inconciencia de las instituciones, nos están dejando sin futuro.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Marte tuvo un océano en su hemisferio norte 31 octubre, 2022
    Los científicos descubrieron en Marte más de 6.500 kilómetros de crestas fluviales, que son probablemente deltas de ríos erosionados o cinturones de canales submarinos: los restos de una antigua costa marciana, en torno a un océano o un gran mar que habría existido en el planeta rojo hace aproximadamente 3.500 millones de años, y que […]
    Pablo Javier Piacente
  • La Luna nunca se separará de la Tierra, aunque se aleja progresivamente 31 octubre, 2022
    Un nuevo estudio que analizó las capas de roca en un parque australiano ha descubierto que la Luna estaba 60.000 kilómetros más cerca de la Tierra hace 2.500 millones de años, y que, aunque se está alejando de nuestro planeta 3,8 centímetros por año, nunca se separará de la Tierra.
    Pablo Javier Piacente
  • Descubrimiento histórico en Suecia 31 octubre, 2022
    Los arqueólogos submarinos han descubierto un naufragio largamente buscado en el lecho marino cerca de Estocolmo. Se trata del Äpplet, de casi 400 años de antigüedad, que fue uno de los buques de guerra más grandes de su tiempo. Había sido botado en 1629 y hundido en 1659. Tiene su historia.
    Redacción T21