Tendencias21

Los jóvenes que beben alcohol pasan más tiempo en Internet

Investigadores del Weill Cornell Medical Collegue de Nueva York han realizado un estudio que pone de manifiesto la relación entre el consumo de alcohol en jóvenes de entre 13 y 17 años y el tiempo que estos dedican a Internet. En concreto, según una encuesta online realizada a 264 adolescentes estadounidenses, los jóvenes consumidores de bebidas alcohólicas pasan más horas delante del ordenador, sobre todo consultando sus perfiles en redes sociales y descargando y escuchando música. Por Amalia Rodríguez.

Los jóvenes que beben alcohol pasan más tiempo en Internet

Los adolescentes que consumen bebidas alcohólicas dedican más horas a la semana a Internet, revela una investigación realizada por científicos del Weill Cornell Medical Collegue de Nueva York.

Tras realizar 264 encuestas online a adolescentes estadounidenses de entre 13 y 17 años , las conclusiones de este estudio ponen de manifiesto la relación directa entre el consumo de alcohol y el tiempo que los jóvenes pasan conectados a Internet.

Según la investigación, elaborada por la doctora Jennifer Epstein, investigadora que ha realizado diversos estudios sobre este tema en el Weill Cornell Medical Collegue, los adolescentes que afirmaron beber alcohol dedican más horas a estar delante del ordenador que aquéllos que no consumen bebidas alcohólicas.

La mayor parte del tiempo que están conectados lo hacen con fines lúdicos o recreativos, en concreto, consultando sus perfiles en redes sociales y descargando y escuchando música.

La edad promedio de los jóvenes encuestados de forma anónima fue de 16 años, predominando la participación femenina, ya que el 63% de los participantes en el estudio fueron chicas. Asimismo, se tuvieron en cuenta indicadores como el rendimiento académico y la edad con la que empezaron a utilizar el ordenador. Los resultados de este estudio han sido publicados ya en la edición digital de la revista Addictive Behaviors y este mismo mes de mayo aparecerán en la edición impresa de esta publicación científica.

Exposición temprana a Internet

El primer contacto de los adolescentes con el alcohol se produce cada vez a edades más tempranas, en torno a los 12 ó 13 años, señala por otra parte el estudio. La falta de comunicación en el entorno familiar, la escasa supervisión paterna y los conflictos familiares son algunos de los factores de riesgo que potencian este acercamiento precoz entre jóvenes hacia el consumo de alcohol.

«Los padres también necesitan reforzar en la familia las reglas básicas sobre el uso de alcohol y el uso de los ordenadores”, alerta la doctora Epstein. «Los niños están expuestos a las nuevas tecnologías y a Internet a edades muy tempranas. Por esta razón, es importante que los padres participen activamente en el seguimiento y control del uso que sus hijos hacen de los ordenadores, así como del consumo de alcohol”.

Los jóvenes que beben alcohol pasan más tiempo en Internet

En este sentido, la responsable de la investigación insiste en la necesidad de que los padres conozcan en todo momento qué hacen sus hijos tanto en la Red de redes como cuando salen con sus amigos, y empleen las herramientas disponibles para evitar el uso descontrolado de Internet por parte de los jóvenes.

Según otro estudio realizado por el Pew Internet and American Life Project, más de la mitad de los padres de los adolescentes han instalado filtros en los equipos de sus hijos para poder así bloquear el acceso a contenidos desagradables. «Sin embargo, hay otros muchos padres que no utilizan ningún tipo de control en esta línea, especialmente para los adolescentes mayores”, afirma Epstein.

Relaciones aún no constatadas

Por otra parte, los estudios científicos realizados hasta el momento no han podido establecer factores específicos que propicien la relación entre el consumo de alcohol en jóvenes y el uso de Internet. Así lo considera la doctora Epstein, que señala que pese a que estos indicadores no estén definidos, “es probable que los adolescentes están experimentando con la bebida al mismo tiempo que navegan por la Red”.

En este sentido, la investigadora del Weill Cornell Medical Collegue afirma que “la exposición al medio online, sobre todo en soportes tales como la publicidad de alcohol, o compartir este tema con los compañeros en las redes sociales, podrían reforzar la conducta hacia el consumo de alcohol entre los adolescentes”.

Volviendo al estudio, del tiempo total que los jóvenes consumidores de alcohol pasan frente al ordenador, la encuesta no recoge las horas dedicadas a realizar trabajos escolares. Por ello, no se ha podido demostrar relación alguna entre el consumo de alcohol y el uso del ordenador como herramienta para realizar trabajos escolares.

Asimismo, el estudio tampoco establece una relación directa entre los principales usos que hacen los jóvenes consumidores de Internet, como la actualización de sus perfiles en redes sociales, consultar el correo electrónico o escuchar y descargar música. Es decir, no sugiere específicamente que haya una vinculación directa entre los videojuegos y beber o realizar compras online y consumir alcohol, sino entre el uso general de Internet y el grado de consumo de bebidas alcohólicas.

Futuros estudios

Este trabajo científico marca el inicio de una serie de estudios sobre la materia que los invesigadores del Weill Cornell Medical Collage quieren desarrollar a corto plazo.

Para el doctor Gilbert Joseph Botvin, profesor de salud pública y jefe de la División de Prevención y Comportamiento de la Salud en el Weill Cornell Medical Collage, “este estudio innovador es un primer paso importante para comprender el impacto potencial que Internet y los nuevos medios de comunicación pueden tener en la juventud de hoy».

Por ello, Botvin propone una investigación más sistemática para comprender mejor los peligros potenciales y las formas de combatirlos: “Internet ofrece información abundante y oportunidades para el enriquecimiento intelectual y social. Sin embargo, es cada vez más evidente que su uso indebido también puede ser un inconveniente”.

Por su parte, la doctora Epstein concluye que “en el futuro, nos gustaría recoger datos más detallados y a largo plazo sobre el consumo de alcohol entre adolescentes y el uso que hacen de los ordenadores, incluyendo el grado y la duración de sus hábitos de consumo de bebidas alcohólicas».

RedacciónT21

RedacciónT21

Hacer un comentario