Tendencias21

Los seres humanos somos más felices en la vejez que en la juventud

Un estudio realizado en la University of Michigan, Ann Arbor, en Estados Unidos, ha desvelado que la vejez no sólo trae consigo los achaques: también conlleva cierta felicidad que los jóvenes –y algunos mayores- no esperaban. Con la edad, aprendemos a manejarnos mejor con las idas y venidas de la vida, por lo que, en la vejez, somos capaces de sentirnos más felices a pesar de que, objetivamente, hayamos entrado en la decadencia física. Sin embargo, las creencias vigentes en la sociedad hacen que no veamos las ventajas de la vejez. El estudio demuestra que se puede aprender mucho de los mayores, simplemente porque saben más sobre la vida. Por Marta Morales.

Los seres humanos somos más felices en la vejez que en la juventud

Los jóvenes e incluso los ancianos tienden a pensar que la vejez está relacionada con la tristeza y la decadencia, pero en la realidad no sucede así. Una investigación realizada por el VA Ann Arbor Healthcare System de la university de Michigan Ann Arbor, reunió a un total de 540 adultos que fueron divididos en dos grupos, el primero de edades comprendidas entre los 21 y los 40 años, y el segundo de 60 años en adelante.

A todos se les pidió que calificaran o predijeran su felicidad individual en el momento actual, a los 30 años y a los 70, así como que expresaran la felicidad que, a su modo de ver, tenía la mayoría de la gente a esas mismas edades, informa la University of Michigan en un comunicado. Los resultados de esta investigación también han sido publicados por el Journal of Happiness Studies.asp?referrer=parent&backto=issue,3,6;journal,2,27;linkingpublicationresults,1:104910,1.

Prejuicios equivocados

Gracias al estudio han podido comprenderse mejor determinadas decisiones de la gente joven acerca de sus hábitos (como el tabaco o el ahorro de dinero), al considerar que éstos podrían afectar a su vida en la vejez; así como entender por qué casi todo el mundo quisiera frenar el paso del tiempo y sus marcas en el cuerpo.

Los estereotipos sociales nos marcan estas directrices, los temores acerca de nuestros últimos años de vida, e incluso la forma que tenemos de tratar a los ancianos en la actualidad, así como las políticas sociales que se aplican a ellos.

Por eso resulta importante que haya investigaciones que modifiquen nuestros prejuicios. Este estudio es el primero que se realiza para examinar la capacidad humana de recordar o predecir la felicidad a lo largo de la vida, mientras que otros realizados anteriormente se centraron en la felicidad en el caso de personas con enfermedades crónicas, incapacidades u otros problemas vitales.

La sorpresa de la felicidad

El director de este nuevo trabajo, el psicólogo Peter Ubel, ha llevado a cabo diversos estudios sobre este tema, descubriendo que la gente es a menudo sorprendentemente feliz, incluso en condiciones muy desfavorables, lo que sugiere una adaptabilidad a los problemas médicos o de otra índole.

Ubel señala que la gente suele creer que la felicidad depende de nuestras circunstancias, y que si algo bueno ocurre, esto la garantizará a largo plazo, mientras que si sucede algo malo, la felicidad terminará. Sin embargo, la felicidad sucede gracias a nuestros recursos emocionales subyacentes, que suelen aumentar según vamos cumpliendo años. Con la edad, aprendemos a manejarnos mejor con las idas y venidas de la vida, por lo que, en la vejez, somos capaces de sentirnos más felices a pesar de que, objetivamente, hayamos entrado en la decadencia física.

Esta nueva investigación pretendía descubrir si, además, según va entrando en la madurez, el ser humano cambia sus apreciaciones y actitudes con respecto a la vejez.

Cómo se hizo

El estudio fue llevado a cabo a través de una encuesta on-line con seis preguntas, planteadas en cuatro órdenes diferentes para reducir los prejuicios. Ambos grupos estaban formados por hombres y mujeres en igual número.

A cada participante se le pidió una valoración acerca de su actual nivel de felicidad en una escala del 1 al 10, así como una valoración en la misma escala acerca de la media de felicidad que ellos consideraban que tenía la gente de su edad. Asimismo, a todos se les solicitó que recordaran o predijeran (según la edad que tenían) su nivel de felicidad a los 30 y a los 70, también del 1 al 10, y la media de felicidad que suponían podía tener cualquier persona a esas edades.

Los análisis estadísticos de la encuesta revelaron que la gente del grupo de los mayores se sentían mucho más felices que los del primer grupo, y que todos los participantes en general opinaban que a los 30 años se era más feliz que a los 70, y que la felicidad disminuía con la edad.

Los investigadores pretenden hacer estudios posteriores para examiner el impacto de las creencias individuales es sus predicciones y recuerdos acerca de la felicidad.

Más sabios

Según declaraciones del profesor Ubel en el comunicado de la universidad de Michigan, el secreto para que seamos más felices en la vejez es muy sencillo: los tropiezos en la vida nos hacen más sabios, lo que provoca generalmente una mejoría en nuestras emociones.

Sea cuales fueren nuestras condiciones al nacer, el caso es que las experiencias a lo largo de la vida conllevan la adquisición de conocimiento, y eso nos hace más felices, incluso frente a la adversidad.

El recuerdo que solemos mantener de la juventud es el de las posibilidades que teníamos aún por descubrir, el de un cuerpo sin deterioros y el de las diversiones. Sin embargo, también hay que recordar cómo aún teníamos que aprender acerca de ciertas emociones básicas, a relacionarnos con los demás, acerca de nosotros mismos, etc. Probablemente, con la edad nos parezca más fácil vivir que al principio de la vida, insiste Ubel.

Marta Morales

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Las colisiones de asteroides producen diamantes de extrema complejidad y propiedades únicas 20 julio, 2022
    Las ondas de choque causadas por los asteroides que colisionan con la Tierra crean materiales con una variedad de estructuras de carbono complejas. Estos diamantes, dotados de propiedades mecánicas y electrónicas excepcionales, podrían usarse para avanzar en futuras aplicaciones en campos como la electrónica, la nanomedicina y la tecnología láser, según un nuevo estudio internacional. 
    Pablo Javier Piacente
  • El crecimiento ilimitado es una utopía sin base científica 20 julio, 2022
    La Tierra tiene un número limitado de átomos que impide su crecimiento más allá de un umbral. La humanidad está sobrepasando ese límite y exponiendo el planeta a un colapso mortal. ¿De verdad vale la pena correr el riesgo de seguir creciendo?
    Eduardo Costas, catedrático de Genética, UCM
  • Sorpresa científica: las hembras de la mosca de la fruta tienen más neuronas que los machos 20 julio, 2022
    Los cerebros de las hembras de la mosca de la fruta tienen más neuronas que el cerebro de los machos, aunque estos últimos tiene más células protectoras de neuronas que sus correspondientes femeninas. Es posible que esta configuración se origine por los comportamientos diferentes de ambos sexos.
    EPFL/T21
  • Detectan el primer agujero negro "invisible" fuera de la Vía Láctea 19 julio, 2022
    Un pequeño y silencioso agujero negro ha sido detectado fuera de la Vía Láctea: según los investigadores, es la primera vez que se logra identificar de manera concluyente un agujero negro inactivo e "invisible" que no está dentro de los límites de nuestra propia galaxia. Se ubica a aproximadamente 158.200 años luz de distancia de […]
    Pablo Javier Piacente
  • Las primeras variaciones genéticas que nos hacen humanos surgieron hace más de 100.000 años 19 julio, 2022
    Una nueva investigación desarrollada en España ha identificado los dos primeros momentos de la historia en los cuales distintas variantes genéticas habrían hecho única a la especie humana: uno ocurrió hace unos 40.000 años, asociado al crecimiento de la población del Homo sapiens y su salida de África. El otro, más antiguo, tuvo lugar hace […]
    Pablo Javier Piacente
  • Las bacterias antárticas no pueden adaptarse al calentamiento del planeta 19 julio, 2022
    Las bacterias capaces de evolucionar rápidamente no pueden resistir un aumento de calor que supere en un grado su temperatura máxima tolerable: no resistirán el calentamiento del planeta, que ya registra la temperatura más cálida de los últimos 10.000 años.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • La consciencia es como una sombra en la cueva de Platón 19 julio, 2022
    Cuando una persona ha sufrido una lesión cerebral aguda puede conservar un estado de consciencia oculta capaz de ayudarle a la recuperación, aunque los científicos todavía no comprenden cómo es posible. Consideran que la consciencia es una como sombra en la cueva de Platón.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Dos insectos y una planta eternizados en ámbar revelan el mundo prehistórico 18 julio, 2022
    Una avispa, una flor y una mosca de las agallas atrapadas en ámbar revelan un microcosmos de 30 millones de años de antigüedad: el hallazgo es un momento exquisitamente conservado de la ecología prehistórica, que podría aportar interesantes datos sobre los inicios de la vida en la Tierra.
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren cómo podría ser la vida extraterrestre en mundos distantes 18 julio, 2022
    Utilizando proteínas que capturan la luz en microbios vivos, los científicos han reconstruido cómo era la vida para algunos de los primeros organismos de la Tierra. El descubrimiento podría ayudar a reconocer y caracterizar formas de vida extraterrestres, en planetas cuyas atmósferas pueden parecerse a la Tierra primitiva, antes de la aparición del oxígeno hace […]
    Pablo Javier Piacente
  • La supervivencia de la humanidad está cuestionada 18 julio, 2022
    La Tierra está viviendo un proceso similar al del Pérmico que, hace 250 millones de años, acabó con la mayoría de las especies: hemos invertido una tendencia natural que asegura que nuestro planeta mantenga una temperatura adecuada. ¿Podremos sobrevivir? No lo sabemos.
    Eduardo Costas, catedrático de Genética, UCM