Tendencias21

Mediciones del corazón detectan consciencia en pacientes que no pueden comunicarse

Determinar si una persona que se encuentra en estado vegetativo tiene o no consciencia resulta fundamental para su tratamiento y recuperación. Hasta ahora, estos diagnósticos se habían centrado en el análisis del cerebro. Pero científicos del Inserm, en Francia, han ideado recientemente otra metodología: Atender a las fluctuaciones de los corazones de este tipo de pacientes, cuando se les presenta un estímulo sonoro. El método ya ha sido probado en 127 personas en estado vegetativo, con resultados esperanzadores. Por Yaiza Martínez.

Mediciones del corazón detectan consciencia en pacientes que no pueden comunicarse

Hace poco, hablábamos de una novedosa tecnología (que combina la resonancia magnética funcional y la electroencefalografía), que ha permitido mejorar la detección de consciencia en pacientes con lesiones cerebrales graves por traumatismo, directamente en la UCI. Este avance fue realizado por neurólogos del Hospital General de Massachusetts, en EEUU.

Ahora, científicos del Instituto nacional de la salud de Francia, el Inserm, aportan también un nuevo enfoque para el mismo fin: una metodología basada en el corazón que también permitiría diagnosticar de manera más precisa si un paciente en estado vegetativo tiene o no consciencia, aunque sea mínima.

Conocer este punto resulta crucial, para ayudar a tomar decisiones más ajustadas sobre el tratamiento y los cuidados a seguir con estas personas, y así impulsar su recuperación. Por ejemplo, puede permitir la distinción entre un estado vegetativo en el que el paciente está despierto pero no consciente, de un estado mínimo de consciencia que implique un cierto grado de consciencia a pesar de las apariencias.

Mirando los latidos

La nueva metodología consiste más concretamente en medir los cambios en los latidos cardíacos de pacientes en estado vegetativo, como respuesta a una estimulación sonora. Ya ha sido probada con 127 pacientes de entre 17 y 80 años, y ha demostrado ser útil.

Hasta el momento, las herramientas desarrolladas para determinar el estado de consciencia, como el electroencefalograma (EEG) o la resonancia magnética funcional ya mencionados, se concentraban en el cerebro. Pero este novedoso enfoque se ha centrado en explorar la interacción entre el cerebro y el corazón.

Los investigadores franceses estudiaron esta interacción porque estudios previos habían revelado que los procesos «inconscientes» del sistema nervioso autónomo, como la respiración o los latidos del corazón, pueden ser modulados por procesos cognitivos conscientes.

Asimismo, se sabía que la percepción de un estímulo externo, como los estímulos auditivos, podía reflejarse en la actividad cardíaca, en especial si el sujeto tiene algo de consciencia.

Resultados obtenidos

Al analizar los datos cardiacos de los 127 pacientes se observó que, en aquellos que estaban conscientes o mínimamente conscientes, los ciclos cardíacos podían ser modulados con estimulación auditiva.

Los científicos también demostraron que esta información sirve para complementar datos obtenidos con el electroencefalograma: La combinación de ambas pruebas (la cardiaca y la del EEG) mejora notablemente el diagnóstico del estado de consciencia, informa el Inserm.

El hallazgo abre nuevas perspectivas para un enfoque más general en la evaluación del estado de consciencia de pacientes en estado vegetativo.

Los investigadores pretenden ampliar a continuación su análisis a otras señales fisiológicas moduladas por procesos conscientes, como la respiración o la dilatación de la pupila. El objetivo final es desarrollar una herramienta integral que mejore la evaluación de estos enfermos.

También para medir la sabiduría

Curiosamente, el año pasado también se usaron mediciones del corazón para detectar la sabiduría, en este caso de personas plenamente conscientes.

Fue en un estudio  de la Universidad de Waterloo (Canadá), en el que se reveló que la variación de la frecuencia cardíaca, trabajando en conjunción con el pensamiento, hace posible que las personas reflexionen más sabiamente acerca de problemas sociales complejos. Es decir, que la variabilidad de la frecuencia cardíaca durante la actividad física baja, estaría relaciona con un juicio menos sesgado, más sabio.

Referencia bibliográfica:

Jacobo Sitt, et al. Brain–heart interactions reveal consciousness in noncommunicating patients. Anals of Neurology (2017). DOI: 10.1002/ana.25045.

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • El posible descarte de la inflación cósmica resquebraja los cimientos del Big Bang 4 noviembre, 2022
    Un nuevo estudio plantea que la inflación cósmica, un punto en la infancia del Universo cuando el espacio-tiempo se expandió exponencialmente y que es crucial en la teoría del Big Bang, podría descartarse rápidamente como posibilidad a partir de nuevos descubrimientos. Estos hallazgos serían posibles en las próximas décadas, de la mano de un gran […]
    Pablo Javier Piacente
  • Marte tuvo un océano en su hemisferio norte 4 noviembre, 2022
    Los científicos descubrieron en Marte más de 6.500 kilómetros de crestas fluviales, que son probablemente deltas de ríos erosionados o cinturones de canales submarinos: los restos de una antigua costa marciana, en torno a un océano o un gran mar que habría existido en el planeta rojo hace aproximadamente 3.500 millones de años, y que […]
    Pablo Javier Piacente
  • Los agujeros negros en estado cuántico rompen los límites de lo extraño 4 noviembre, 2022
    El Universo nos está revelando que siempre es más extraño, misterioso y fascinante de lo que la mayoría de nosotros podríamos haber imaginado: un nuevo estudio ha descubierto que los agujeros negros, afectados por el fenómeno de superposición cuántica, pueden tener masas muy diferentes al mismo tiempo: extrapolando esta idea a una persona, significaría que […]
    Pablo Javier Piacente
  • Científicos y teólogos alemanes se suman a la rebelión científica por la inacción climática 4 noviembre, 2022
    “Salvemos la creación” de la catástrofe climática es el grito de relevantes figuras de la iglesia católica alemana que se han unido a la rebelión científica en Múnich pidiendo una nueva alianza entre la ciencia y la fe.
    Alberto Coronel/Agnès Delage
  • Se avecinan tiempos muy excitantes para la astronomía gracias a a una lejana galaxia 3 noviembre, 2022
    El detector IceCube, situado bajo la capa de hielo antártico, ha identificado una galaxia que está a 47 millones de años luz como origen de los neutrinos de alta energía, sugiriendo así que los núcleos activos de galaxias no solo emiten rayos cósmicos, sino también estos mensajeros cósmicos que contienen los secretos del universo.
    SMC/T21
  • Sigue la búsqueda del cerebro de Albert Einstein 3 noviembre, 2022
    Partes del cerebro de Einstein, dividido luego de su fallecimiento en 1955, siguen desaparecidas: su hallazgo sería crucial para determinar finalmente si el cerebro del genial físico era diferente al del resto de los mortales y por qué.
    Pablo Javier Piacente
  • Un nuevo cohete chino fuera de control amenaza a la Tierra 3 noviembre, 2022
    China permitirá una vez más que un cohete fuera de control caiga del cielo, concretamente este 4 de noviembre: no es la primera vez que una etapa del cohete Long March 5B puede caer sobre un área poblada. La estructura, de 21 toneladas métricas, ha comenzado un reingreso descontrolado y potencialmente peligroso a la atmósfera […]
    Pablo Javier Piacente
  • La reproducción en ratones responde a criterios de calidad neuronal y la agresión a la cantidad 3 noviembre, 2022
    El cerebro del ratón dispone de una puerta que regula la activación de neuronas según se precise aparearse con una hembra o atacar a otro macho: en el primer caso opta por la calidad, en el segundo por la cantidad de neuronas implicadas.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Explican científicamente por qué los gatos tienen siete vidas 3 noviembre, 2022
    Una combinación de la reducción de la velocidad de aterrizaje debido a la aerodinámica, de las propiedades de resorte de sus patas y de la relación entre la masa corporal y el diámetro de sus huesos, le dan al gato las siete vidas que se le atribuyen.
    N+1/T21
  • Los colores que vemos viven en nuestros ojos, nuestro cerebro, nuestra cultura y el entorno 2 noviembre, 2022
    El color está en los ojos y el cerebro del espectador: la forma en que vemos y describimos los tonos varía ampliamente entre las personas por múltiples razones. Según un nuevo estudio, estas variaciones están determinadas por variables como nuestra estructura ocular individual, la forma en que nuestro cerebro procesa las imágenes, qué idioma hablamos […]
    Pablo Javier Piacente