Tendencias21

Relacionan por vez primera la inspiración artística con el riesgo de trastorno bipolar

Un estudio de investigadores británicos ha comprobado que existe una relación entre la inspiración artística, es decir, la capacidad para generar ideas, y el riesgo de trastorno bipolar. Hasta ahora sólo se había estudiado la relación entre la creatividad como tal y los desórdenes mentales.

Relacionan por vez primera la inspiración artística con el riesgo de trastorno bipolar

Un estudio de la Universidad de Lancaster (Reino Unido) relaciona por primera vez la inspiración artística con el riesgo de desarrollar trastorno bipolar.

Durante generaciones, los artistas, músicos, poetas y escritores han descrito experiencias personales de manía y depresión, señalando la vinculación entre la creatividad y el trastorno bipolar, algo que ha sido respaldado por investigaciones recientes. Pero, hasta ahora, los vínculos específicos entre la inspiración -la generación de ideas que forman la base del trabajo creativo- y el trastorno bipolar había recibido poca atención.

Una nueva investigación de Steven Jones y Alyson Dodd, de la Universidad de Lancaster, y June Gruber, de la Universidad de Yale (New Haven, EE.UU.), muestra que las personas con mayor riesgo de desarrollar trastorno bipolar declaran tener experiencias más fuertes de inspiración que aquellos con menor riesgo.

El artículo, publicado en PLoS One esta semana, ha encontrado una relación específica entre aquellas personas que encuentran su fuente de inspiración dentro de sí mismas y el riesgo de trastorno bipolar.

Jones, co-director del Centro Spectrum de la Universidad de Lancaster, señala en la nota de prensa: «Parece que los tipos de inspiración más relacionados con la vulnerabilidad bipolar son los que son autogenerados y vinculados con un fuerte impulso para el éxito».

«Una mayor comprensión de la inspiración es importante, porque es un aspecto clave de la creatividad que está altamente asociado con problemas de salud mental. Las personas con trastorno bipolar valoran altamente la creatividad como un aspecto positivo de su condición. Esto es relevante para los médicos, ya que estas personas pueden no estar dispuestas a colaborar con los tratamientos y terapias que comprometen su creatividad».

Creencias sobre la inspiración

Como parte del estudio, 835 estudiantes universitarios, tanto de la Universidad de Yale como de la Universidad de Lancaster, fueron reclutados para completar los cuestionarios online .

Se les pidió completar un cuestionario que mide el riesgo bipolar, ampliamente utilizado y bien validado, que captura los cambios episódicos en las emociones, el comportamiento y la energía, y que se llama Escala de Personalidad Hipomaníaca (HPS, por sus siglas en inglés).

También completaron un cuestionario nuevo desarrollado por el equipo que fue diseñado para explorar las creencias acerca de la inspiración; en particular, las fuentes de inspiración, es decir, si los individuos pensaban que les venía de su interior, de otras personas o del entorno en general. Esta medida la denominaron EISI (siglas en inglés de Fuentes de Inspiración Externas e Internas).

Los estudiantes que alcanzaron cifras importantes de riesgo de trastorno bipolar también puntuaron de forma consistentemente más alta que el resto en el nivel de inspiración, y en concreto de la inspiración que consideran que viene de sí mismos.

Los investigadores dicen que, aunque este patrón fue consistente, los tamaños del efecto fueron relativamente modestos por lo que, a pesar de que la inspiración y el riesgo bipolar estén vinculados, es importante explorar otras variables para obtener una imagen más completa; así como llevar a cabo más investigaciones con individuos con un diagnóstico clínico de trastorno bipolar.

El equipo está realizando actualmente una encuesta online a personas con el trastorno sobre la relación entre inspiración, ánimo y recuperación.

Referencia bibliográfica:

Steven Jones, Alyson Dodd, June Gruber. Development and Validation of a New Multidimensional Measure of Inspiration: Associations with Risk for Bipolar Disorder. PLoS ONE (2014). DOI: 10.1371/journal.pone.0091669.

RedacciónT21

RedacciónT21

Hacer un comentario