Tendencias21

Un químico presente en los plásticos puede provocar obesidad

La exposición a un químico presente en el plástico, el ftalato de benzilo y butilo, puede fomentar la obesidad, según un estudio ‘in vitro’ con células de ratones. Provoca acumulación de gotas de grasa, al igual que el bisfenol A, pero más grandes que las de éste.

Un químico presente en los plásticos puede provocar obesidad

La exposición a químicos encontrados en productos de uso cotidiano podría afectar a la cantidad de grasa almacenada en el cuerpo, de acuerdo con un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Georgia (Athens, EE.UU.).

Los ftalatos, explica la universidad en su web, son sustancias químicas que se encuentran en todo, desde productos de plástico para jabón hasta el esmalte de uñas: le dan al plástico su flexibilidad. Pero cada vez más investigaciones muestran que estos productos químicos podrían estar dañando la salud de las personas, dice la autor principal del estudio Lei Yin, asistente de investigación científica en el departamento de ciencias de la salud ambiental de la Facultad de Salud Pública de la universidad.

«La exposición a los ftalatos puede estar estrechamente asociada con el surgimiento de diferentes tipos de enfermedades», dice Yin.

Debido a que se encontraron niveles de ftalatos en fluidos humanos en estudios anteriores, los investigadores querían ver si un ftalato específico, el ftalato de bencilo y butilo, o BBP, tenía un efecto sobre la acumulación de grasa en las células. Sus hallazgos fueron publicados en Toxicology in Vitro.

Los investigadores utilizaron células de ratón para crear modelos in vitro y analizar cómo afectaba la exposición al BBP a la forma en que las materias grasas, conocidas como lípidos, se acumulaban dentro de las células.

«Por supuesto que los componentes genéticos pueden contribuir al desarrollo de la obesidad», dice el coautor del estudio Xiaozhong «John» Yu, profesor asistente de ciencias de la salud ambiental. «Sin embargo, la exposición ambiental también puede contribuir.»

Algunos ftalatos han demostrado causar toxicidad reproductiva a altos niveles de exposición, pero el efecto de la exposición de bajo nivel a BBP todavía no se había explorado a fondo, explica Yin. «Podría ser que algunos productos químicos en una dosis muy baja y durante un largo período de tiempo, lo que se conoce como exposición crónica, causaran enfermedades o efectos más nocivos».

El estudio

Los investigadores cuantificaron la acumulación de gotas de lípidos utilizando enfoques tradicionales de tinción, en los que se tiñen las células y por lo tanto se pueden evaluar visualmente bajo un microscopio, y un enfoque más nuevo llamado celómica de análisis de alto contenido. Este análisis utiliza «algoritmos de procesamiento de imágenes y aprendizaje de máquinas y puede medir múltiples parámetros de una forma rápida y objetiva», dice Yin.

Los resultados de los efectos del BBP se compararon con los del bisfenol A o BPA, un disruptor endocrino del medio ambiente que es conocido por su papel en la adipogénesis, es decir, en cómo se desarrollan las células de la grasa.

El BBP causó una respuesta en las células similar a la del BPA: Ambos productos químicos impulsan la acumulación de gotas de lípidos. Sin embargo, las gotitas de las células tratadas con BBP eran más grandes, algo que sugiere que la exposición a BBP puede conducir a la obesidad.

Aunque los resultados no se pueden generalizar a la población humana -Yu recuerda que las células utilizadas eran células de ratón y «un humano no es un ratón grande»-, indican una posible relación entre la exposición al BBP y la obesidad, algo que podría afectar a la salud humana.

Yin dice que le gustaría explorar las relaciones entre otros productos químicos ambientales y la obesidad en estudios futuros. También está interesada en aprender si ciertos productos químicos a base de plantas podrían contrarrestar los efectos negativos de la exposición a productos químicos más dañinos.

Referencia bibliográfica:

Lei Yin, Kevin Shengyang Yu, Kun Lu, Xiaozhong Yu: Benzyl butyl phthalate promotes adipogenesis in 3T3-L1 preadipocytes: A High Content Cellomics and metabolomic analysis. Toxicology in Vitro (2016). DOI: 10.1016/j.tiv.2016.01.010

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Un antiguo deslizamiento de tierra en el Mar Rojo podría desencadenar un futuro tsunami 1 marzo, 2022
    Un deslizamiento de tierra submarino, que probablemente provocó olas de 10 metros de altura que azotaron la costa egipcia hace aproximadamente 500 años, podría servir para predecir un futuro tsunami en Medio Oriente. Si ese sector de tierra se moviliza nuevamente, los modelos sugieren que podría desencadenar un segundo tsunami dos veces más grande que […]
    Pablo Javier Piacente
  • La primera luz que iluminó al Universo no provino del espacio 1 marzo, 2022
    Una señal interpretada como la primera luz que iluminó el cosmos en el llamado "amanecer cósmico" puede no haber provenido de los confines del Universo, según ha descubierto un nuevo estudio. En concreto, puede que ni siquiera se haya originado en el espacio: sería un error o una distorsión producida por el instrumento utilizado en […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un sensor cuántico revoluciona la arqueología, la geología y la seguridad 1 marzo, 2022
    Un sensor cuántico puede dibujar con una precisión inédita el subsuelo terrestre: no solo localiza objetos y estructuras, sino que también predice terremotos y erupciones volcánicas en la décima parte del tiempo requerido por otras tecnologías.
    Redacción T21
  • Descubren los secretos de la muerte cerebral 1 marzo, 2022
    Una nueva investigación ha podido observar en directo por primera vez lo que pasa en el cerebro humano en el momento de la muerte: unas ondas cerebrales especializadas nos preparan en segundos la película de la vida que se ha relatado en las experiencias cercanas a la muerte.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • El canto tiene su propia firma neuronal en el cerebro 28 febrero, 2022
    Un nuevo estudio ha profundizado sobre la relación del cerebro con la música, al descubrir que el canto tiene una firma neuronal distinta en comparación con el habla o la música instrumental. De esta forma, se avanza en una mayor comprensión en torno a la cognición musical humana, que nos diferencia claramente de otras especies.
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren un mineral con forma de flor en la superficie de Marte 28 febrero, 2022
    Una extraña estructura en forma de flor fue detectada por el rover Curiosity en Marte. Aunque su forma puede engañar al observador, este objeto es en realidad una formación mineral, con estructuras delicadas formadas por la precipitación mineral del agua. 
    Pablo Javier Piacente
  • La ciencia alemana interrumpe la colaboración con Rusia 28 febrero, 2022
    Alemania ha roto la colaboración científica con instituciones estatales y empresas comerciales en Rusia con efecto inmediato, como consecuencia de la invasión de Ucrania, al mismo tiempo que expresa su solidaridad y apoyo a los científicos ucranianos.
    Redacción T21
  • Los filamentos cósmicos son como el cementerio de los elefantes para las galaxias 28 febrero, 2022
    Los filamentos cósmicos que dan forma al universo son como el cementerio de los elefantes para las galaxias: no solo determinan su evolución desde que nacen hasta que forman cúmulos, sino que también son el lugar donde llegan al final de sus vidas.
    EPFL/T21
  • La guerra de Ucrania puede comprometer la seguridad global 28 febrero, 2022
    Los científicos advierten de un posible escape de patógenos biológicos en Ucrania como consecuencia de la guerra, al mismo tiempo que las centrales nucleares están en estado de alerta máxima por los riesgos sobre los 15 reactores del país, entre ellos el de Chernobil.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Crean dimensiones sintéticas a partir de un nuevo estado de la materia 27 febrero, 2022
    Científicos norteamericanos han conseguido crear dimensiones sintéticas excitando con láser unos átomos gigantes que representan un nuevo estado de la materia. Imitan las interacciones cuánticas que se producen cuando los electrones fluctúan más allá de las dimensiones clásicas.
    Redacción T21